top of page

 

Grupos de Sobrevivientes a la muerte de un ser querido a causa de Suicidio

El riesgo asociado a ser Sobreviviente de la muerte de un ser querido a causa de Suicidio

Los sobrevivientes a la muerte de un ser querido a causa de suicidio estamos expuestos a un mayor riesgo de cometer suicidio que el resto de las personas. Eso es algo que debemos saber, no para alarmarnos o preocuparnos inútilmente sino para tomar los recaudos del caso. Como ocurre con otros factores de riesgo de la conducta suicida, el hecho de tener un familiar o amigo muy cercano fallecido a causa de suicidio no es condenatorio. Se trata solo de asegurar que los factores protectores siempre superen a los factores de riesgo. Dicho de otro modo: Nosotros, particularmente, debemos ocuparnos de desarrollar los recursos necesarios para cuidarnos y cuidar a nuestros seres queridos. Y el primero es, sin dudas, contar con un espacio adecuado donde poder hablar de lo que nos pasa y lo que sentimos al respecto en un ambiente empático, contenedor y libre de juicios.

De la necesidad de hablar al grupo de duelo por suicidio

 

El duelo por suicidio suele ser una contingencia grupal, en el sentido de que cada persona que muere a causa de suicidio, por lo general, deja a varias personas dolidas por su ausencia. Lo único positivo de esta particularidad es que los dolientes podrían compartir su dolor y brindarse escucha, contención y apoyo mutuamente. Por desgracia esto casi nunca sucede así. La vergüenza, la culpa y, paradójicamente, el miedo a producir mayor dolor en otros, hacen que el silencio se imponga. Aún cuando el sobreviviente lograra superar estas barreras e intentara hablar con un familiar o amigo, es muy probable que encuentre un muro que impida esa charla. "No pienses en eso", "Ya va a pasar", Tenés que ser fuerte", "Lo vas a superar", "No digas esas cosas", son algunas de las respuestas que escuchamos. En muchos casos porque no saben qué decirnos o, mejor dicho, porque no saben que no necesitamos que nos digan nada, solo que escuchen y nos permitan compartir con ellos una pequeñísima parte de nuestro dolor. Otras veces porque, justamente, se sienten invadidos por el dolor y temen que hablar sobre el tema lo aumente. Sea por lo que fuera, el sobreviviente se queda solo con su sufrimiento. Sin embargo, necesita hablar para procesar tantos sentimientos encontrados.

 

Se hacen necesarios otros ámbitos de escucha. Los profesionales de la salud mental son de gran ayuda en este sentido. Sin embargo, además del hecho de que no todos tienen acceso a un profesional de la salud mental, muchos pacientes no se sienten escuchados y comprendidos ni siquiera en ámbitos profesionales. Es que el dolor por la muerte de un ser querido a causa de suicidio es muy particular y no todos lo pueden entender. Surgen entonces los grupos de pares, grupos de duelo por suicidio, donde se reúnen personas que pueden escucharse y comprenderse mutuamente por haber vivido situaciones similares.

La voz que falta en los grupos de duelo

Tener la posibilidad de hablar, de ser escuchado y de escuchar experiencias similares a la nuestra en un grupo de ayuda mutua para personas que transitan el duelo por la muerte de un ser querido a causa de suicidio, aunque no es ni debe confundirse con una terapia profesional, sin duda brinda mucho alivio a los sobrevivientes. Sin embargo, además de poder hablar con sus pares, hay una voz que todos los sobrevivientes anhelamos escuchar: la de nuestro ser querido fallecido a causa de suicidio. Sabemos que él o ella ya no está, que ya no podremos hacerle esas preguntas que nos quedaron guardadas, que ya no podremos decirle cuanto lo queremos ni contarles del dolor inmenso que nos provocó su partida. Pero quedan otros en su misma situación otros que ahora mismo están pensando en el suicidio o ya hicieron un intento. Otros que tal vez tengan las respuestas que estamos buscando y que seguramente necesitan de esa palabra afectuosa que no pudimos decirle a nuestro ser querido. En Hablemos de Suicidio ensayamos con muy buenos resultados un esquema diferente a los grupos de duelo por suicidio: Los Grupos de Ayuda mutua para personas Afectadas por el drama del Suicidio. Donde pueden encontrarse los sobrevivientes a la muerte de un ser querido a causa de suicidio con los sobrevivientes a sus propios pensamientos suicidas y las personas preocupadas por los pensamientos suicidas de familiares o amigos.

Los Grupos de Ayuda Mutua para personas afectadas por el drama del Suicidio

El resultado de reunir en un solo grupo a personas afectadas de formas diferentes por el drama del suicidio fue, como dijimos, muy productivo: Los sobrevivientes a la muerte de un ser querido a causa de suicidio, como ya dijimos, se encuentran con la oportunidad de entender mejor al familiar o amigo que ya no está, pero a su vez de ayudar a otras personas en situaciones similares, también de compartir experiencias con personas preocupadas por los pensamientos suicidas de un familiar o amigo, situación en la que ellos mismos pudieron estar en el pasado. Estas personas con familiares o amigos que sufren pensamientos suicidas no solo tienen la oportunidad de aprender de la experiencia de los sobrevivientes a la muerte de un ser querido sino que pueden intercambiar experiencias con personas con pensamientos suicidas y así elaborar nuevas estrategias de acercamiento a sus propios seres queridos. Y por último, para las personas afectadas por pensamientos suicidas el grupo es como una ventana que les permite mirar su presente y su posible futuro en la preocupación o el dolor de familiares y amigos, y así evaluar sin fantasías las reales consecuencias de sus actos. En todos los casos se producen interacciones positivas en favor de la vida.

bottom of page