top of page

La búsqueda de un propósito que le otorgue sentido a la vida


Greta Thunberg es una adolescente sueca de 19 años, pero también es la líder de un movimiento que agrupa a millones de jóvenes preocupados por la crisis climática. En 2011, cuando Greta tenía solo 8 años, escuchó por primera vez hablar sobre el problema del cambio climático y ya entonces se indignó porque no se hiciera más para detenerlo. Luego de eso se deprimió, y según sus propias palabras dejó de encontrarle sentido a la vida:


Estaba deprimida por el estado del mundo en general, que me parecía simplemente sin sentido.

Greta fue diagnosticada con síndrome de asperger, un trastorno del espectro autista hoy denominado autismo de grado 1. Las personas con trastornos del espectro autista suelen tener problemas para socializar por lo que es frecuente que caigan en depresión, no le encuentren sentido a sus vidas y sufran pensamientos suicidas. Para ellas, como para todas las demás personas, es importante encontrar un propósito que las anime a seguir adelante.


Estamos todos dando vueltas en esta rueda de hámster, tratando de ganar dinero, de acumular "me gusta" en las redes sociales, lo que sea. Y, por supuesto, eso no te hace feliz.

En algún momento Greta se dio cuenta de que aún con su corta edad podía impulsar cambios sociales y luchar por una mejor y más pronta solución a la crisis climática. Comenzó a militar por esa causa y a los 15 años ya era una referente reconocida y seguida por millones de personas preocupadas por el futuro de nuestro planeta.


Hoy, con 19 años, Greta se da cuenta de que su militancia, junto a la de sus millones de seguidores, seguramente está influyendo en decisiones al más alto nivel, pero además le sirvió a ella misma y a muchos más para colmar de sentido sus propias vidas.


Yo y muchos otros encontramos un propósito en esta lucha por la justicia climática, porque siento que estoy haciendo algo que tiene significado.

Por supuesto que no a todos nos apasionan los mismos temas, tampoco necesitamos millones de seguidores ni cambiar el destino del planeta. Pero, lo que la historia de Greta nos ilustra es que sí necesitamos un propósito que le dé sentido a nuestras vidas. Para algunos será su familia, su trabajo, el arte o viajar. No importa qué. Pero si es importante tener un motivo para levantarse por la mañana. Todos lo necesitamos.


 

Fuentes:


Ver también:



86 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page